Qué son los irrigadores dentales. Uso y beneficios

Afortunadamente, hoy en día, todos somos conscientes de la importancia de una buena higiene bucodental. Y todos usamos con la regularidad recomendada el cepillo de dientes, el dentífrico, el hilo dental y los colutorios. Además de estos utensilios y productos, existe otra herramienta que puede ayudar a conseguir una limpieza dental perfecta. Se trata de los irrigadores bucales.

Clínica Dental Vallecas te ayuda a elegir el irrigador dental más adecuado para ti

 

¿Qué es un irrigador bucal?

El irrigador bucal (o irrigador dental) es un aparato compuesto por un pequeño depósito de agua y una boquilla o cánula (similar a las que se encuentran en las clínicas dentales) que genera un chorro pulsátil de agua a presión.

Gracias al agua a presión, el irrigador bucal consigue llegar a las zonas de más difícil acceso de la boca y arrastrar con suavidad los restos de alimentos entre dientes y encías y eliminar la placa bacteriana.

Son seguros y fáciles de usar. Suelen venir con diferentes boquillas según el tipo de trabajo y con un regulador de presión para que cada usuario pueda adaptarlo a sus necesidades.
Algunos, además, pueden incorporar otros complementos como cepillos dentales eléctricos, cabezal limpiador subgengival, cabeza masajeadora, cabezal de limpieza lingual, etc.

Uso del irrigador bucal

Antes de usar el irrigador dental debes lavar bien tu boca con el cepillo y el hilo dental.

Después, basta con llenar el depósito de agua (se puede añadir un poco de colutorio antibacteriano), seleccionar la boquilla y la presión más adecuada para nuestro caso y activar el botón disparador que acciona la salida de agua dirigiendo el chorro entre la encía y el cuello del diente, a los espacios interdentales y, por último a cada diente.

El irrigador dental puede usuarlo toda la familia. De hecho, a los niños, les resulta mucho más fácil acostumbrarse al irrigador bucal que a la seda dental.

Beneficios del irrigador bucal

Indicar que por si solos no ofrecen resultado alguno por lo que no son herramientas que sustituyan al cepillo e hilo dental, sino complementarias a la limpieza tradicional.

De forma general, pueden reducir el nivel de placa bacteriana con lo que nos protegerá de la caries y el sarro o tártaro dental. También, gracias al suave masaje ejercido por el agua a presión sobre las encías, pueden disminuir el nivel de inflamación y sangrado de las mismas.

Los irrigadores dentales están especialmente recomendados para aquellas personas con ortodoncia, coronas o implantes ya que su acción posibilita una limpieza más completa al llegar a zonas de difícil acceso. También están recomendados para personas con problemas relacionados con las encías (gingivitis, periodontitis, etc.). En estos casos, el odontólogo puede aconsejar diluir algún colutorio especial en el agua del irrigador.

Recuerda: no es el sustituto del cepillado tradicional ni tampoco del blanqueamiento ni del uso de hilo dental sino más bien un complemento perfecto que te proporcionará una limpieza bucodental más completa.

Comprar un irrigador dental

En el mercado existe una amplia variedad de irrigadores dentales, fijos y portátiles (para viaje). Es mejor optar por uno con cabezales intercambiables: así podrá ser utilizado por toda la familia.

En cualquier caso, es recomendable acudir a nuestro dentista para que nos aconseje sobre el modelo o marca que ofrece una mayor garantía, facilidad de uso y que mejor se adapte a nuestras necesidades. También nos orientará sobre su uso correcto indicándonos la cánula más apropiada y la presión más adecuada a nuestro caso concreto.

 

Antes de comprar un irrigador dental contacta  con Clínica Dental Vallecas. Te aconsejamos, sin ningún compromiso, sobre el más adecuado para tu caso concreto.

Irrigadores dentales. Uso y Beneficios. Ven a Clínica Dental Vallecas e infórmate sobre el más adecuado para tu boca

No tienes permisos para añadir comentarios

La finalidad de nuestro blog es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud bucodental. En ningún caso sustituye la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta y personalizada de tu dentista y/o médico.

Buscar en el blog de Clínica Dental Vallecas

Buscar en los posts

Histórico en el blog de Clínica Dental Vallecas

Histórico

2021 (9)

Septiembre (2)

Agosto (1)

Junio (1)

Mayo (1)

Abril (1)

Marzo (1)

Febrero (1)

Enero (1)

2020 (12)

Diciembre (1)

Noviembre (1)

Septiembre (2)

Agosto (1)

Julio (1)

Junio (1)

Mayo (1)

Abril (1)

Marzo (1)

Febrero (1)

Enero (1)

2019 (12)

Diciembre (1)

Noviembre (1)

Octubre (1)

Septiembre (1)

Agosto (1)

Julio (1)

Junio (1)

Mayo (2)

Marzo (2)

Enero (1)

2018 (12)

Diciembre (1)

Noviembre (1)

Septiembre (2)

Agosto (1)

Julio (1)

Junio (1)

Mayo (2)

Marzo (2)

Enero (1)

2017 (14)

Diciembre (3)

Octubre (2)

Agosto (1)

Julio (1)

Junio (1)

Mayo (1)

Abril (1)

Marzo (1)

Febrero (1)

Enero (2)

2016 (25)

Noviembre (1)

Octubre (2)

Septiembre (1)

Julio (2)

Junio (4)

Mayo (5)

Abril (2)

Marzo (1)

Febrero (3)

Enero (4)

2015 (9)

Diciembre (1)

Noviembre (2)

Julio (6)

Tu dentista en Vallecas. Conócenos

Clínica Dental Vallecas centra su filosofía en que las experiencias del paciente en el dentista sean lo más confortables posibles. Por ello, todos los detalles son cuidados con esmero por cada miembro de nuestro equipo médico.

Suscríbete a nuestro boletín y mensual y aprovéchate de promociones y descuentos exclusivos.

Especialidades odontológicas

Dentista de urgencias en Vallecas

Servicio de urgencias de Clínica Dental Vallecas

 

Tf: 91 332 66 85

De lunes a viernes, de 10:00h a 21:00h

En Clínica Dental Vallecas resolvemos tus dudas

Tú eres nuestra razón de ser. Así que no lo dudes. Contacta con nosotros o ven a visitarnos. ¡Sin compromiso!

P.º Federico García Lorca, 36.
Duplicado - 1º A
28031 MADRID

91 332 66 85 - 685 588 562

cdv@clinicadentalvallecas.es

Formulario de contacto